BIENVENIDA

Visitante de Codés, te damos la Bienvenida.

Cofrade, devoto, montañero, turista, amigo, peregrino, quien seas;

BIENVENIDO a esta página del Santuario de Codés.

La Virgen te espera.

La Cofradía te invita a disfrutar de este rincón de ensueño

La hospedería está a tu servicio.

El maravilloso paisaje te dejará asombrado. ¡Compruébalo tú mismo!

HIMNO

Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: D:\websantuariodecodes\webcodesfotos0480x270-90\imagen-23.jpg

Himno a la Virgen de Codés

Letra: Angel Usoz

Música: Fermín Irigoyen

 

Madre de nuestros dolores

Virgen Santa de Codés,

el alma llena de amores

viene Navarra a tus pies. (bis)

Navarra llena de amor

a su estrella y a su flor. (bis)

 

Estrella de nuestro cielo

y de nuestros campos flor

danos la luz del consuelo

y el perfume de tu amor.

 

A su Virgen de Codés

Navarra siempre ha de amar

porque es firme nuestra fe

cual las peñas de Yoar.

Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: D:\websantuariodecodes\webcodesfotos0480x270-90\imagen-04.jpg

 

POEMAS

Madre de Dios de Codés

(Victor M. Arbeloa)

 

 

Madre de Dios de Codés

de sonrisa amaneciente,

con el Niño bendiciente

sobre su regazo,

a tus pies peregrinos

hoy nos ves cansos,

torpes, pecadores,

mas también prometedores.

 

Bendice nuestros empeños,

nuestras razones y sueños,

Madre de Dios de Codés.

Fiesta y plegaria en Codés

(Ciprinana Sánchez, de Azuelo)

 

En la peña del Yoar,

Virgen Santa de Codés,

Te veneran los cristianos

De estos valles, que a tus pies

Se extienden frecos y amenos

Como alfombras de un vergel

 

Hombres de  temple de acero,

Hombres de profunda fe,

Vienen hasta ti en coche

Y, cuando es preciso, a pie.

Por caminos y veredas,

Y hasta del monte a través,

Se acercaron los peregrinos

Con cantos que se oyen bien.

A la Virgen de Codés

(Alfredo Díaz de Cerio Martínez de Espronceda - 1941)

 

Quién te puso tan arriba;

quién te puso, no lo sé.

Sólo sé que eres, Oh Madre,

Nuestra Reina de Codés.

 

Quién te puso tan arriba

dímelo, que no lo sé.

 

Sólo sé que en la montaña

tiene su trono un clavel.

Y en los pueblos de esta tierra

mil corazones a sus pies.

 

Quién te puso tan arriba

dímelo, que no lo sé.

 

 

 

No te puso un jardinero

porque era hermoso el clavel;

te han puesto los corazones

te puso el mío también.

 

Quién te puso tan arriba

Madre mía, ya lo sé.

 

Por eso cuando me voy

me acuerdo de este clavel.

Y te digo con amor:

Salve, Virgen de Codés.

 

Quién te puso tan arriba

Madre mía, ya lo sé.

Gozos a la Virgen de Codés

De la celestial Sión

donde habitas y nos ves;

Madre de Dios de Codés

échanos tu bendición.

1. Vuestra gracia peregrina

en Codés patentizáis,

y al que viene se la dais,

Madre de gracia divina,

pidiendo en retribución

que oremos a vuestros pies.

 

2. A Vos vamos con confianza

en nuestros males y apuros;

en Vos estamos seguros

porque ya sois Madre nuestra.

Con nuestra fe y devoción

Tú, Madre, aquí nos ves.

 

3. Proteged la grey sagrada

de todos vuestros devotos,

ya cercanos, ya remotos,

de Codés Pastora amada;

y a ala encumbrada región

llevadla con Vos después.

 

4. En esas altas montañas

estáis, Divina Señora,

más brillante que la aurora

y que el oro en sus entrañas:

y pues tan bella y tan pura

tu limpia Concepción es.

 

5. Vuestros milagros, Señora,

son sin número ni cuenta

el plagado experimenta

cuanto Codés atesora;

testigo de estas piedades

vuestro templo Santo es.

 

6. Cuando estamos sumergidos

en un mar de desconsuelos,

y en el suelo no hay consuelo

¡oh, Consuelo de afligidos!

Luego dais consolación

a quien llega a vuestros pies.

 

7. Si enemigos inhumanos

nos combaten a porfía,

en Codés estáis, María.

Auxilio de los cristianos,

nos dais vuestra protección

y el triunfo seguro es.

 

8. Tristes los hombres sin tu luz,

siguen buscando un más allá,

sin sospechar que junto a Ti,

su misma vida encontrarán.

Tú, Madre, eres nuestro sol,

y en Codés siempre estarás.

 

9. Tú eres una Madre buena

que nos guía hacia Dios.

Eres Reina de es este valle,

Virgen Santa de Codés;

eres Madre de este pueblo

y hoy rezamos a tus pies.

 

PLEGARIA     “Madre de Dios de Codés”

"A la Virgen de Codés"

(Plegaria enmarcada que se encuentra en el Santuario)

 

Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: Descripción: C:\Users\jm\Desktop\webcodes\zimagenes\DSC01463.JPG

 

Virgen Santa de Codés

que entre riscos escondidos

ves cómo pasan los siglos

para nunca más volver.

 

Yo te saludo amoroso

y te pido con gran fe

no me olvides Madre mía

Madre de Dios de Codés.

 

 

 

En ti pongo mi esperanza

fio en ti todo mi ser

cúbreme pues con tu manto

Madre de Dios de Codés.

 

Si Cantabria descreída

despreció tu validez

yo de ti todo lo espero

Madre de Dios de Codés.

 

Y aunque el mundo entero airado

se vaya con Lucifer

yo seré siempre tu esclavo

Madre de Dios de Codés.

 

Y puesto que aquí en Navarra

quisiste aparecer

no te olvides jamás de la

Madre de Dios de Codés.

 

 

 

Cuando sus campos sedientos

pierdan su esbeltez

dales agua en abundancia

Madre de Dios de Codés.

 

Cuanto todos tus devotos

se acerquen a ti con fe

sé Tú su amparo y su guía

Madre de Dios de Codés.

 

Cuando la impiedad taimada

quiera hacernos perecer

no te olvides de nosotros

Madre de Dios de Codés.

 

Y al llegar mi hora postrera

temible y triste a la vez

ampárame y no me olvides

Madre de Dios de Codés.